¡Arriba la Minifalda!

Esta semana hemos celebrado el día de la mujer y automáticamente me ha venido a la cabeza una prenda con fuerza, emblemática de lo femenino, de la libertad, del cambio y “reivindicativa”. ¡Sí! ¡La minifalda! ¿Te imaginas lo que supuso socialmente este vertiginoso acortamiento de las faldas? ¿Qué dirían en su día, padres, políticos, eclesiásticos, diseñadores … de la época?

Pues esa ligereza para nuestras piernas, que además sienta estupendamente y que admite una apariencia formal o desenfadada, según la combinemos, se la debemos a una mujer, la inglesa Mary Quant quien en 1960 arriesgó con este tijeretazo histórico para el mundo de la moda y también para las mujeres del momento y las que llegamos después. “La minifalda no surgió de una manera concienzuda: fue una explosión, una necesidad, la juventud lo pedía a gritos“, ha asegurado Mary Quant.

Las creaciones de esta londinense han marcado una estética muy particular, asociada a esas décadas de cambios drásticos en ropas, peinados, música y tendencias que fueron los 60 y que no hicieron más que trasladar al ámbito estético la revolución social que estaba aconteciendo en todos los ámbitos: cultural, educativo, sexual, social, etc. y que nos marcaría para siempre con las revueltas estudiantiles contra el orden establecido en Francia durante mayo del 68, o en Chile reclamando un estado democrático, o mientras se producía un recrudecimiento de la guerra fría entre la USA-URSS o con las manifestaciones de oposición a la guerra de Vietnam…

Inquietudes que se transmiten a la moda y que Mary Quant captó a la perfección en todo un estilo denominado “Chelsea look” o “Swiming London” y que representa el relajamiento de las normas de vestimenta, tan rígidas hasta la fecha y teniendo como principal estandarte la Minifalda. Pero también las mallas de licra, las medias de colores, las botas de caña altísima, los coloridos estampados, los impermeables con tonos muy llamativos, los vestidos cortos, las gafas de sol XXL, los shorts, los cinturones caídos a la cadera. ¿A qué te vienen mil imágenes a la cabeza de estos estilismos evocadores de esa época genuinamente boho o hippie? ¿No te encanta? Reconozco mi rendición absoluta a esta mujer, a su atrevimiento, a su inspiración, a su característico corte de pelo y a la estética que llevó de una parte a otra del mundo y cuyo origen encontramos en su tiendecita de Londres: Bazaar, en Kings Road, en el barrio de Chelsea.

Este inicio discreto, terminó convirtiéndose en un auténtico movimiento de moda mundial, simbolizado por la imagen tan característica de su marca, La Margarita. La marca sigue vigente a fecha de hoy con una línea de cosmética y la parte textil fue vendida por su creadora.

La sencillez, colorismo y transgresión de sus modelos tuvo muchos detractores, pero lo cierto es que sus creaciones y su Minifalda constituyen todo un hito estético que fue reconocido por multitud de premios, del que quiero destacar el de La Orden del Imperio Británico, que la propia reina Isabel II le entregó luciendo una minifalda. Si estás viendo The Crown, me consta que te habré hecho consciente de la importancia de Mary Quant, teniendo en cuenta la absoluta sobriedad que ha caracterizado y caracteriza el vestuario de la Reina.

Tan adaptativa como somos las propias mujeres, nuestra Mary creó la minifalda, pero también su contrario, la maxifalda hasta los tobillos. Y es que así somos las mujeres, eso y lo contrario, flexibles, un todo… a las que nos encanta lucir piernas o cubrírnoslas y por eso esta primavera, como cualquier otra, elegiremos nuestra ropa, tiraremos de maxivestido y de mnifalda (muy en tendencia ambos), seguiremos eligiendo nuestros trabajos, nuestros proyectos… y por si te animas con la “mini”, por la que los grandes diseñadores como Louis Vuitton, Chloé,  Chanel o Dolce & Gabbana han apostado para el 2021, te dejo algunas opciones que he localizado en H&M. Espero que te gusten y sobre todo que las disfrutes.

     H&M, 29,99€

 

H&M, 34,99€

 

H&M, 24,99€

 

H&M. 9,99€

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *