Vintage y ropa Pre-Amada

Sandalias Zara, 22 € en vinted.es

Vintage, ropa pre amada, ropa usada, ropa de segunda mano… llámalo como quieras, pero ponle un nombre pronto porque se trata de una tendencia que se está asentando con rapidez entre nosotros. Sobre todo entre nosotras, porque las estadísticas muestran que ellos no le han encontrado todavía su “porqué“ a esta fórmula de compra.

Bolso de mano Noname, 17,99 € en micolet.com

Pero ¿No están un poco confusos estos términos? ¿Son todos lo mismo? Lo cierto es que se utilizan indistintamente y que se refieren a ropa que ya ha tenido un propietario y aspira a tener otro, o que tuvo una vida en la que fue “amada” y aspira a más y nuevo amor (ropa pre-amada). Me gusta entender así esta forma de comprar a la que ya hemos sucumbido el 40% de la población entre los 35 y los 50 años. ¿Te encuentras entre este número?

No se trata de una forma de compra de ropa al uso, sino más bien una compra “de capricho”. Habitualmente nos inclinamos a comprar de segunda mano piezas especiales, más caras, de marcas y diseños que normalmente no consumimos, pero cuya adquisición “nos concedemos” en un momento dado.

También es frecuente acceder a estas tiendas de segunda mano, cuando nuestro estilo de vestir se asocia con piezas de diseño, atemporales, o de épocas pasadas de la moda con las que nos identificamos. En estos casos la visita a estas tiendas se convierte en una experiencia de “jugar a buscar” y que puede concluir en encontrar una pieza única, con historia, muy personal, con patrones y cortes casi perfectos que se ajustan muy bien… o puede concluir, habiéndote recreado con moda clásica, bien conservada, en espacios únicos y agradables… La zona de Malasaña en Madrid y concretamente la calle de La Palma o Espíritu Santo son muy recomendables, aunque en estos momentos algunas están temporalmente cerradas con motivo del COVID. ¿Tienes alguna tienda o zona de referencia próxima a ti? Me encantaría conocerla…

Vestido Zara, 9,49 € en micolet.com

Si tu intención es comprar de esta manera, te recomiendo las tiendas físicas para la ropa y las plataformas telemáticas y apps para los complementos. Y siempre, siempre, probarte la prenda, revisar que no tenga manchas ni olores y que, preferiblemente no tengas que arreglar en casa, porque seguramente ya arrastre arreglos previos que pueden afectar a la prenda y a su caída.

Y es que si compartimos los coches y patinetes para viajar, los libros y los e-book en bibliotecas e incluso los espacios de trabajo co-working y subimos y nos servimos de contenidos comunitarios en internet ¿por qué no hacerlo con la moda? La reutilización de la ropa y los complementos puede beneficiar a la sostenibilidad de nuestro planeta y aunque muchas grandes marcas como Chanel rehúsan de esta reventa de sus productos, otros diseñadores son ellos mismos los que tienen entre sus planes tiendas propias de segunda mano. En todo caso, no se trata de acabar con el comercio de moda habitual, sino de incluir en nuestros hábitos la reutilización y siempre que sea posible y se ajuste a nuestros gustos, bolsillo y exigencias de calidad y estilo.

Me llama mucho la atención como en centro Europa y América desde hace muchísimo tiempo está normalizado el consumo de ropa de segunda mano y lo difícil que resulta este mercado entre españoles. En este sentido, algunas influencers (@theconstantcloset) y personajes públicos (Kate Moss) está contribuyendo a desmitificar esta posibilidad de compra.

También las plataformas de internet de compra-venta de moda de segunda mano como Micolet.com o Vinted.es, entre otras, están popularizando este shopping, que además de económico y estiloso, resulta sumamente cómodo y sencillo: desde casa o desde cualquier parte, con entrega máxima en 72 horas, con posibilidad de devolución, con gastos de envío reducidos…

Jersey Zara, 12,49 € en vinted.es

Ya me contarás tu opinión y experiencia sobre ropa de segunda mano (pre-amada), SÍ o ropa pre-amada, NO. Yo tengo pendiente un tour vintage con amigas cuando todo esto pase y prometo darte todos los detalles.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *